La pandemia mundial que hemos vividos y que estamos viviendo hace que reinventarse sea una obligación. Llega el momento de ponerse a pensar en cómo cambiar tu negocio para adaptarlo a la nueva normalidad. Las profesiones y empresas que conocíamos anteriormente deben adaptarse y cumplir con las nuevas normativas ya que debemos poner todos de nuestra parte para salir de esta.

Un negocio lleva detrás un trabajo muy exhausto. Aunque nos cueste asimilar que ya nada volverá a ser como antes debemos tener la mente abierta. Nunca debe faltar la positividad en nuestra actitud y, sobre todo, tener claro que reinventarse hoy será el éxito para el futuro.

Medias y normas de higiene y contingencia por el Covid-19

El 20 mayo de 2020, el Gobierno de España aprobó el uso obligatorio de las mascarillas por parte de la población publicado en el BOE (documento aquí). Una medida para conseguir una desescalada completa y sin ningún repunte. Las personas de 6 años y en adelante deberán cumplir esta norma. ¿Dónde? En la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público, siempre que no se pueda mantener la distancia de seguridad de al menos dos metros. Existen algunas excepciones, pero la gran mayoría de la población deberemos llevar las mascarillas si no queremos que nos multen con hasta 600€.

En cuanto a los comercios, pequeños y medianos, estos deben seguir una guía de las buenas prácticas para cumplir todas las normativas. Por lo que, estos negocios sí deben reinventarse. Durante las fases de la desescalada, las normas de seguridad e higiene han cambiado, pero algunas se mantendrán una larga temporada en nuestras vidas. El uso de mascarillas, por ejemplo. También la distancia de seguridad que siempre será recomendada mantener. No nos olvidemos de los 2 metros, mínimo de separación. La desinfección de productos, materiales, zonas y otros aspectos dentro de las tiendas.

Negocios tradicionales… ¡es hora de reinventarse!

Durante los dos meses de confinamiento ha habido muchas empresas y negocios que han sabido reinventarse y seguir trabajando con todas las restricciones que había. Aquí van algunos ejemplos de sectores:

  • Gimnasios y centros deportivos: este tipo de establecimientos y de empresas supieron dar un paso adelante y ponerse las pilas. Internet fue su gran aliado y muchos gimnasios, preparadores físicos, personal trainer, etc., empezaron con clases online gratuitas. ¡Cuánto nos han dado la vida esos directos en Instagram! ¿Qué han conseguido? Dar a conocer su marca, fidelizar a clientes y tener una buena reputación online. Y, ahora, han aparecido muchas apps y páginas web donde se va a permitir impartir clases, pagadas, pero en tu casa. Así, las personas que se sienten más cómodas en sus hogares podrán realizar deporte. Y este tipo de negocios no perderán clientes ni dinero ya que podrán tener sus espacios abiertos y también tener deportistas online.
  • Supermercados y pequeños negocios de alimentación: estos negocios han estado abiertos durante el confinamiento ya que se consideran de primera necesidad. No obstante, muchas grandes marcas han ampliado su oferta de compras a domicilio. ¿Por qué no? Te evitas aglomeraciones en estos espacios cerrados, no tienes que desplazarte y te lo llevan a tu casa cumpliendo con todas las medidas de higiene. Por otro lado, para los pequeños comercios de alimentación ya existen app donde se pueden comprar sus productos. También lo están haciendo a través de Instagram y en la propia página web del establecimiento. Y han incluido la recogida en tienda. Realizas tu pedido y ellos te avisan cuando lo tienen preparado para que pases a buscarlo.
  • Papelerías: los negocios más castigados han sido las librerías, papelerías, copisterías, etc. Han podido abrir en la fase 1 pero tienen que mantener unas medidas de seguridad e higiene. En estos casos sí toca reinventarse. Un ejemplo claro es apostar por servicios a través de internet y convertirte en una papelería online. Ofrecerás todos tus servicios sin necesidad de tener una tienda física y con una mayor oferta. Además, siempre serás un recurso al que acudir si volvemos a tener que estar confinados en casa.

No sabemos cómo va acabar la situación que vivimos, pero sí podemos contribuir a que todo vuelva a la normalidad. Siempre encontrarás alternativas para poder estar en casa entretenido como, por ejemplo, tapizar un mueble en tu casa. Mientras tanto, debemos ponernos manos a la obra y ver las necesidades de las personas y adelantarnos a posibles cambios. Un negocio abierto a evolucionar y a reinventarse siempre será un éxito rotundo. ¡Saldremos de esta!

Dejar respuesta

Comenta!
Tu nombre