El café es una pasión para muchos de nosotros. Incluso de puede decir que es una forma de vida. El sabor en taza de este producto nos acompaña cada día aportándonos energía y buen humor allá, y más a partir de que el concepto se renovase con la aparición de la cafetera y en esto último, de las cápsulas de café compostables.

El proceso artesanal de la preparación del café siempre ha ido acompañado con un toque rústico y tradicional. En cierto momento, el tomar nuestro café alcanzó un nuevo nivel de sofisticación a partir de la aparición del envasado en cápsulas. Los nuevos modelos de cafetera con un diseño estilizado también entraron a formar parte de los ‘basics’ de nuestra cocina. Esta deliciosa moda va mejorando con el paso del tiempo puliendo todos los aspectos para que la experiencia sea cada vez mejor. Una de las asignaturas pendientes era la de la sostenibilidad y reciclado de cápsulas, y al fin se ha dado con la mejor alternativa para el café perfecto.

Debuencafé y las cápsulas compostables

La responsabilidad social y ecológica está más vigente que nunca. El cuidado del medio ambiente es una de las asignaturas más importantes para todas las empresas, y la capacidad de innovación ayuda a que tu producto sea más y más exitoso.

En este caso, Debuencafé nos ha sorprendido con un producto esperado. Las cápsulas compostables hacen que tomar tu café sea a la vez cómodo y sostenible.

El liberarnos de cápsulas de materiales más contaminantes y no biodegradables permite al usuario reducir su producción de residuos sin renunciar al mejor sabor.

El café y la responsabilidad ecológica

El café es uno de los productos del mercado que más conciencia social ha adquirido. Eso abarca desde el cultivo del producto hasta su consumo en casa.

A nivel ecológico, la responsabilidad social con los paises productores de café, que muchas veces se encuentran en paises con un nivel de desarrollo menor, es también un punto importante. Cada vez son más marcas las que se involucran en la producción de café bajo un trato económico justo.

La faceta ecológica supone un desafío para grandes compañías ya posicionadas, pero aquí es donde las pequeñas compañías marcan la diferencia.

Un café de calidad en unas cápsulas compostables

La identidad del producto de Debuencafé está claro: Una apuesta firme por la naturaleza, la responsabilidad, y la demostración de que el sabor no tiene por qué verse comprometido. Incluso se dice que el aroma del café mejora en contenedores compostables, libres de metales y plásticos tradicionales.

Gracias a esta esta sensibilidad y trabajo por el medio ambiente, cada vez es más sencillo cuidar de nuestro medio ambiente sin renunciar a nuestros prpoductos favoritos. Una gran muestra de que la filosofía ecofriendly está en mejor momento que nunca.

Compartir
Artículo anteriorCaracterísticas del papel adhesivo

Dejar respuesta

Comenta!
Tu nombre